Los miércoles en Granada están señalados desde hace más de seis años, al menos en materia musical. Ese es el tiempo que el grupo Apache lleva asistiendo a su cita semanal en Mae West con los míticos grupos del pop y el rock internacional. Un acontecimiento casi obligado para aquellos que, amantes o no de las nuevas tendencias, saben reconocer el estilo y la profesionalidad en una canción.

Pocas cosas en la vida escapan a la inevitable presión del tiempo. Muy pocas. Sin embargo, aquellas que lo hacen, perduran para siempre y sirven de fuente de inspiración a las nuevas generaciones. La música, hija de la diosa Iduna, es una de ellas. Y lo es gracias a la labor, de precio incalculable, que desarrollan grupos como Apache.

Mae West, Luz de Gas y Mandala Beach los acogen semanalmente. Allí, los mortales que lo desean, contemplan con una sonrisa de oreja a oreja como Luis Miguel, Juan Carlos, Diego, Antonio, Isaac y Pedro brindan al presente aquellas versiones del pasado que, sin duda, siempre marcarán nuevas vivencias.

En primer lugar, enhorabuena por vuestra magnífica trayectoria y por la energía que transmitís en cada concierto. ¿Cuál es el secreto para manteneros tan vivos? Más incluso que muchos grupos de nueva creación…

Apache: En primer lugar haber conseguido lo más difícil que una persona puede alcanzar, que es hacer de tu vocación un medio de vida. Y en segundo lugar, el hecho de que nadie, absolutamente nadie, nos impone las canciones que tocamos. Nosotros las elegimos y les damos forma. Por suerte, el tipo de versiones que conseguimos hacer son del agrado tanto de la gente de nuestra generación como de aquellas más jóvenes. Por eso es muy importante estar enamorado de tu profesión, desarrollar tu potencial. Evidentemente, esto no ha sido una cosa de dos días, pero con esfuerzo, ahínco y tesón hemos conseguido hacer de nuestra pasión una forma de vida. Eso es lo que que te hace subirte al escenario y sentirte cada día mejor.

1001818_541309279262340_1324004448_n_cop

Habéis hablado de vuestro feeling con los jóvenes. No sé si sois conscientes, pero gracias a vuestra representación semanal de grandes clásicos contribuís a que muchos de ellos entren en contacto con grupos como The Police, AC/DC, Supertramp o Queen, entre otros…

Apache: Sí, es cierto. De hecho es algo que notamos por las manifestaciones de la gente. En algunas ocasiones se han acercado a preguntarnos si los temas que tocamos son nuestros. A todos le digo lo mismo: “Ojalá lo fueran. Ya que no pudimos darnos el gusto de componerlos en su día, no hay quien nos quite el placer de intrepretarlos”. Siempre nos ha gustado mantenernos muy cerca al estilo del autor. Consideramos que los temas que versionamos son joyas, las catedrales del mundo de la música pop y rock. Lo que hacemos es actualizar un poco las canciones, pero siendo muy respetuosos con el espirítu de la obra. Y lo más bonito es lo que tú apuntabas, el hecho de encontrarnos con gente joven y, de alguna manera, ejercer de maestros, culturizar un poco a personas que no conocen este tipo de música.

Siempre nos ha gustado mantenernos muy cerca al estilo del autor. Los temas que versionamos son joyas, las catedrales del mundo de la música pop y rock.

¿Creéis que ahora hay menos cultura musical que en décadas pasadas?

Apache: Sí, y te voy a poner un ejemplo. Si echas un vistazo a cualquier lista actual de las emisoras de radio podrás observar que nada tienen que ver con las listas de éxitos que existieron, por ejemplo, en los 80. Nosotros fuimos #1 en Los 40 Principales en aquella década. Cuando pienso en el listado de artistas que lo componían te quedas alucinado. Resulta que convivían Jose Luis Rodríguez “El Puma”, Rocío Jurado, Génesis o Pink Floyd. También había un tema de Yes, otro de Apache, es decir, existía un gran abanico, una amplia cultura musical en donde todo el mundo podía elegir. Si ahora sintonizas una emisora de radio lo que te encuentras, desde mi punto de vista, no es lo más deseable.

Sois de Jaén pero poca gente os conocía en el sur antes de fijar vuestra residencia en Mae West. ¿Qué os llevó a Granada?

Apache: Lo cierto es que a Mae West le estaremos siempre agradecidos. Tocar cada semana en esta sala ha sido una aportación fantástica a nuestra carrera. Efectivamente, en muchos casos, somos más conocidos en otras partes de España que en Andalucía. En una ocasión, el director de Mae West nos vio en Barcelona y pensó que si lo nuestro funcionaba allí, de alguna manera podía extrapolarse a Granada. En un principio todos creían que estábamos un poco locos porque teníamos que viajar y tocar todas las semanas, pero resulta que llevamos ya casi siete años. Y no es casualidad. En Mae West hay un excelente equipo de profesionales trabajando todo el día para buscar nuevas fórmulas culturales. Si te acercas cualquier miércoles a los conciertos te das cuenta de que mucha de la gente que acude no suele ir a discotecas, no les gusta. Sin embargo, van allí porque aquello es una sala de conciertos que más tarde se convierte en una discoteca.

Hemos conseguido que el grupo tenga una filosofía, de tal forma que aunque ha habido cambios en algunos componentes, la esencia musical sigue ahí.

¿Os sentís especialmente identificados con alguno de los grupos a los que rendís tributo?

Apache: Somos mucho de Pink Floyd, pero eso no quita que nos encante Queen. Cada tema que montamos es un reto personal y musical. Evidentemente, nos consideramos músicos profesionales porque llevamos muchísimo tiempo en esto. Siempre intentamos ser lo más perfeccionistas posible, pero como decía anteriormente, manteniendo un respeto tremendo al espíritu del autor. Pero sí, nos tira mucho Pink Floyd.

¿Qué queda de aquel grupo primerizo llamado Geyser?

Apache: De aquello mantenemos muy buenos recuerdos, sin olvidar, claro está, que en él está el germen de lo que hoy es Apache. Hemos conseguido que el grupo tenga una filosofía, de tal forma que aunque ha habido algunos cambios en algunos componentes, la esencia musical sigue ahí. El método de trabajar, de ensañar, de ponernos en escena…

Este año el programa ‘El Público’ de Canal Sur Radio os ha entregado el premio a las ‘Artes Escénicas’. Supongo que estaréis muy orgullosos…

Apache: Sí, desde luego. Los premios tienen un significado muy importante, un reconocimiento al trabajo, al esfuerzo. La verdad es que no lo esperábamos. Hay otros premios a los que estás nominado o te imaginas algo, pero que te llamen de repente y te digan: “Oye, que el programa de Jesús Vigorra ha decidido daros un premio…”¡Hostias! Esta gente sabe que existimos y encima han seguido nuestra trayectoria.

En ese premio tuvo mucho que ver vuestro concierto en la Plaza de Toros de Atarfe –Granada–, junto a la OSCA –Orquesta Sinfónica Ciudad de Atarfe–, también premiada…

Apache: Así es. El concierto fue para nosotros la consecucion de un sueño. Pero claro, un sueño que ha tenido que tardar unos años en hacerse realidad por la dificultad de la producción en sí, los ensayos, el dinero…Por lo que cuesta poner en un escenario a más de 70 personas. Solo de pensarlo ya impresiona. Es verdad que artistas como Deep Purple ya lo hacían hace mucho tiempo, pero algunos de los temas que interpretamos jamás habían sido tocados por una orquesta sinfónica. Kansas o Toto se sorprendería de vernos, estoy seguro.

Resulta inevitable hablar de crisis y de los efectos que tiene sobre la industria musical. ¿ De qué forma os afecta a vosotros la situación?

Apache: La crisis está afectando cada vez más a las actuaciones en directo, han desaparecido muchos grupos de Andalucía. A nosotros también nos afecta porque, en verano, gran parte de las contrataciones las cerraban los ayuntamientos y ahora, desgraciadamente, están muy endeudados. Lo peor de todo es que para sanear las arcas han decidido, de forma equivocada, recortar en cultura. También es cierto que hay que inventar nuevas fórmulas para salir hacia adelante. En este sentido, todos los artistas se ajustan un poco el caché y las empresas de sonido han bajado los precios. Cuaquier ayuda es buena para que siga habiendo conciertos.

grupo2_cop

¿Qué proyectos guardáis para el futuro? ¿Podéis adelantar algo?

Apache: Bueno, estamos meditando la posibilidad de volver a componer nuestros propios temas. Por este motivo nuestro manager, una persona que confió en nosotros desde el primer día, no para de decirnos que “ni calvo, ni siete pelucas”. Me explico. No pretendemos volver a hacer solo composiciones propias, sino que ahora que tenemos un circuito más o menos consolidado, sería interesante empezar a mezclar temas propios del grupo con los temas que habitualmente versionamos. Y ahí andamos. Aunque por encima de todo pretendemos seguir tocando. Es alucinante el cariño que recibimos y queremos darle las gracias a todos los que estan ahí. Apache sigue vivo año tras año por ellos. Hacer la música que nos gusta es muy importante, pero lo es mucho más encontrar un reconocimiento tan afectivo durante tantos años.

Para finalizar, os pido que nos recordéis alguna anécdota de vuestra actuación en el programa de Buenafuente…

Apache: Cuando Andreu nos dio la oportunidad de ir a tocar el mix de Pink Floyd, justo al finalizar, todo el equipo técnico del programa nos decía lo mismo: “esto que habéis hecho vosotros no lo ha hecho ningún invitado” –risas–. Grabamos el anuncio del principio del programa, los 14 minutos de actuación sin interrupción, la entrevista en el plató y, para colmo, cerramos el programa tocando. Aquello fue un apoyo tremendo a la musica en directo.

Gracias por atendernos y suerte con vuestros proyectos.

Apache: Muchas gracias a vosotros. Os esperamos en el escenario.

Artículos Relacionados