Si en estos días estás escogiendo lugar de vacaciones, no descartes Berlín. Si lo que quieres es relajarte y dejar a un lado los convencionalismos de la ciudad donde vives ésta será tu mejor opción.

Organizando la agenda. Para una estancia limitada de dos o tres días os voy a hacer una sugerencia, deshazte de la guía. Sólo elige dos o tres lugares emblemáticos como:

-El East Side Gallery, el tramo más largo del muro de Berlín convertido en obra de arte después de la caída, recórrelo de arriba a abajo e inmortaliza las mejores estampas de este gran museo al aire libre.

-La isla de los museos, Pergamon o Neues Museum donde hacer una visita a la bellísima Nefertiti o encontrar la monumental Puerta del mercado de Mileto. Te quedarás sin palabras.

-El Reichstag, la sede del Parlamento alemán. Visita la gran obra de ingeniería que es la cúpula de cristal que la remata, ésta te regala una de las mejores vistas de la ciudad. No pierdas tiempo y hazlo evitando colas, pide cita con antelación en su página web, ¡además es gratuito!.

Aprovecha el resto del tiempo para pasear por las mañanas y resguardarte en cafés degustando su fantástica pastelería o aficiónate a la cerveza negra en sus agradables pubs al caer la tarde.

Recomendación exprés. Alquila un bicicleta para desplazarte pero no seas temerario: el tráfico en la ciudad es intenso y no eres un berlinés, ellos han aprendido a pedalear casi antes que a caminar y tienen mucha ventaja. Decántate mejor por rutas sencillas, parques o avenidas con carril bici y evítalas sobre todo si nieva o llueve demasiado.

Abrigo de piel de Topshop                                        Gorro de fieltro y plumas de Bimba y Lola

 

Organizando la maleta. ¿Miedo a las bajas temperaturas? La solución es sencilla, prepara tu maleta con cabeza, deja las florituras, zapatos de tacón y LBDs para otros destinos y sigue la premisa del confort. La buena noticia es que también podrás vestir muy chic y no parecer un montañero en plena escalada, siguiendo unos cuantos consejos. Mi recomendación pasa por elegir una prenda de abrigo oversize en piel (natural o sintética según preferencias) y vestir en capas. ¡Cuantas más mejor!. Juega con el sombrero, los guantes y las botas. Aprovecha estas prendas para dar un toque de color en tu visita a la ciudad.

Los pantalones serán tu aliado y gracias a ellos podrás incluir una pequeña prenda trampa: la ropa interior térmica, muy poco sensual pero muy útil, ya tendrás tiempo de deshacerte de ella más tarde.

Recomendación exprés. En estos casos es muy complicado llevar bolso, aunque sea de colgar se convierte en un incordio, se resbala y es incómodo. Lleva lo imprescindible en una cartera tipo riñonera, sólo con la precaución de llevar en un bolsillo una bolsa plegable, te sacarán de un apuro si haces alguna compra y ellos te mirarán muy bien, las usan desde hace más de cuarenta años.

En tu neceser no puede faltar hidratante en cantidad para rostro y manos, el resto muy básico, no habrá tiempo para demasiado maquillaje ni peinados elaborados.

sudadera_hym                                                    Botas amur de Jack Panama