Comerse o no comerse el plato que tenemos frente a nosotros. El dilema que surge de una creación de #Artfood o #ArteFoodie.

ArteFoodie 2

Comer es un placer. Esto es claro y es una frase que escuchamos prácticamente toda la vida. Por necesidad y por gusto siempre tenemos algún plato al alcance de la mano. Y ahora, para hacerlo más placentero, la comida se está convirtiendo en arte.

Así es, se están utilizando distintos alimentos para que se vean como cuadros y su fin es hacer del comer algo que vaya más allá del gozo del paladar. Incluso, y así lo demuestran las fotografías que acompañan este texto, los comensales dudan si comerse o no los platos debido al alto grado estético que se logra en estas obras.

El proceso tiene varios componentes, pero en resumen lo que se busca es que todo combine: los colores, las texturas, los sabores. Su realización comienza por el tipo de plato que se quiere, pues de ello depende la elección de los ingredientes.

Ya realizado este paso, lo siguiente es determinar qué cuadro se quiere ver. Ahí es donde juegan un papel clave las texturas y colores de la comida. Lo importante es que quien lo observe se sienta, literalmente, viendo una especie de bodegón pero con objetos reales y –sobre todo–comestibles.

Arte, ese es el objetivo. De hecho, hay gente dedicada de tiempo completo a este tema y viven de ello. Claro que también están los que lo hacen por solo placer o hobby. Lo importante, al fin y al cabo, es gozarse esta tendencia que está tomando fuerza en todo el mundo, incluida España. #Artfood o #ArteFoodie son hashtags comunes en las redes.lauraponts-820x1024

Laura López Pinós, cuyos platos acompañan este artículo, es una de esas personas. No solo vive la comida, sino que deleita a quienes ven sus platos como si fuera parte de una exposición de museo. Es más, en sus creaciones hay vida.

Ella y quienes se dedican a esto generalmente han estudiado cocina y tienen experiencia en restaurantes de todo tipo, pero han decidido que lo mejor es llevar sus platos un paso más allá: volverlos cuadros de
arte.

Lo que se quiere es inmortalizar los platos y, como recuerda Laura que recurre a Instagram para dar a conocer sus creaciones (@lauraponts), el reto está en “ofrecer a mis seguidores fotografías seductoras y atractivas que abran el apetito”. Y vaya que lo logra.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados