Un proyecto de innovación le da una vuelta de tuerca a las bicis con el propósito de revolucionar el concepto tradicional.

Si eres de los amantes de la movilidad sostenible sabrás que cada vez más las ciudades prefieren las bicicletas a los contaminantes y ruidosos coches. Grandes ciudades europeas como Copenhague, Amsterdam, Utrecht o Sevilla se han posicionado a la cabeza de las ciudades amigas de este tipo de velocípedos.

En Estados Unidos han ido un paso más allá: la plataforma de innovación independiente The Bike Design Project ha lanzado un desafío a 5 ciudades para prototipar la bicicleta del futuro.

El reto ‘5 TEAMS. 5 CITIES. THE ULTIMATE URBAN UTILITY BIKE’ empareja a estudios de diseño y fabricantes de bicicletas de las cinco ciudades: Nueva York, Chicago, Portland, San Francisco y Seattle. El objetivo es abordar las cuatro limitaciones comunes que presentan las bicicletas tal y como las conocemos a día de hoy: los robos, maniobrabilidad en condiciones de lluvia y asfalto mojado, esfuerzo en pedaleo en pendientes pronunciadas y transporte de carga.

denny-06-compressor

El diseño ganador, llamado Denny Bike, nace de la estrecha colaboración entre la firma de diseño Teague y el fabricante de bicicletas Taylor Sizemore, las dos afincadas en la ciudad de Seattle y que han dado lugar a una asociación que se tradujo en una serie de ideas discretas, pero increíblemente inteligentes.

Denny Bike está fabricada con tecnología de impresión 3D y cuenta con una caja de cambios automática y un motor eléctrico en el eje delantero (con una batería que puedes retirarse fácilmente) especialmente pensado para ayudarte en los escenarios más complicados y hacerte más fácil las subidas. El manillar es desmontable a la par que adaptable, de forma que cuando aparques la bici puedes usarlo como cadena de seguridad retirándolo por completo o extendiendo su brazo para agarrarse a alguna barra.

Eso sí, con todas las características mencionadas, no esperes que Denny Bike fuera apta para todos los bolsillos… De momento, tendremos que esperar hasta el 2015 para verla rodar por las calles.

También puedes ver este artículo en nuestra edición en papel

Sobre El Autor

Artículos Relacionados