Olores, colores, confort, armonía…y tecnología. Esos son los adjetivos que sirven para describir un espacio único en pleno corazón madrileño. La antigua Embajada Británica ha servido de escenario para crear una suite de lujo cargada de sensaciones inolvidables. Texturas suaves, unos colores evocadores y un olor a flor de agua que conforman el espacio Gira para CasaDecor 2013: la experiencia ‘SUITE & CONTROL by ARTEFACTUM’.

El edificio donde quedó ubicado este proyecto perteneció a la Embajada Británica durante casi 40 años, en la calle Fernando El Santo 16. El edificio de la antigua Embajada cuenta con 3.900 m2 edificados en forma circular, en torno a un gran patio central. El revestimiento exterior, de concreto y granito gris, juega con las líneas geométricas de las ventanas, que dibujan una cenefa neoclásica. Fue el arquitecto W. S. Bryant quien proyectó la nueva sede por encargo directo del Ministerio de Obras Públicas británico. El edificio responde al estilo ‘brutalista’ (Brutalist Style), dentro del Movimiento Moderno arquitectónico. Este tipo de construcción se desarrolló entre las décadas de los 50 y los 70 del siglo XX.

 7-buena-compressor

En honor a la geometría arquitectónica de la casa, Artefactum traza un juego de líneas rectas y curvas como elementos claves a la hora de determinar el proyecto. Domótica y diseño se alían en este espacio para crear una suite de hotel cómoda y funcional, gracias a los sistemas domóticos de la firma Gira, permitiendo controlarlo todo a nuestro antojo.

Artefactum, motivado por el mundo de las sensaciones, juega con el factor sorpresa. Una sola puerta permitía la visión total del espacio en su estado inicial, de ahí la necesidad de cerrar la visión del espectador para crear curiosidad, intimidad y hacerlos partícipes de él. Por todo esto, “había que crear un espacio dentro de otro espacio”, que influenciados por la propia casa, se tomó la idea de romper la forma curva haciendo que una estructura arquitectónica en forma de cubo atravesara la pared de la entrada. Todo ello otorgaría privacidad al dormitorio y dividiría el espacio en varias zonas: hall de entrada, zona de estar, dormitorio y baño.

La primera estancia dentro la suite se encarga de la recepción de quien la habita, el escritorio con el que nos encontramos puede funcionar tanto de consola como de mesa para trabajar, zona para descansar y guardar elementos de viaje y objetos personales. A continuación le preside el rincón para el descanso, el relax y la lectura. Una cómoda butaca con reposapiés, una mesa auxiliar y una iluminación focal cuidada forman el conjunto.

El dormitorio, compuesto por una estructura de madera que envuelve una sencilla cama y un banco de apoyo de líneas rectas y puras. El cubo integra los mecanismos de control del espacio y la iluminación de lectura.

El gran atractivo del baño es la zona de aguas, todo un spa en casa, cuyos materiales y colores nos sumergen en un mar de sensaciones. Para conseguir ese efecto la suite está equipada con la mejor de las tecnologías: la revolucionaria domótica.

Ésta permite disfrutar cada zona de diferente manera llegándola a adaptar a nuestras necesidades, controlando la iluminación, sistemas de persianas y cortinas, seguridad y videovigilancia, imagen y sonido, ducha spa e incluso la fragancia, pudiendo predeterminar escenas de despertar, buenas noches o lectura y secuencias en las que combina cromoterapia y aromaterapia en la ducha. Es el visitante quien organiza su propio recorrido al activar a su paso, mediante pantalla, pulsadores fijos o dispositivos móviles como ipad o smartphones, por las distintas partes de la suite, con lo que se enfatiza su protagonismo.

En cuanto a su estética, cuidada, de atmósfera cálida y acogedora, con colores y materiales que nos acercan a la naturaleza, y que junto a las texturas de revestimientos y acabados dan sensación de bienestar, tranquilidad y paz. Un mobiliario novedoso, elementos de diseño nacional e internacional de las más importantes firmas y diseñadores, una iluminación cuidada, unas texturas suaves, unos colores evocadores y un olor a flor de agua forman la experiencia ‘SUITE & CONTROL by ARTEFACTUM’.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados