El grupo jienense ha conseguido hacerse un hueco entre las grandes bandas del pop/rock nacional de siempre. Sus melodías limpias y progresivas provocan un sentimiento adictivo solo comparable al de grupos como Héroes del Silencio, Pereza o Los Planetas. Jaime, Chino, Pope y Juanca nos abren las puertas de los estudios La Viña, lugar habitual de ensayo.

Supersubmarina es una de esas bandas que marcan una época. Uno de esos grupos que cuando menos te los esperas te han enganchado hasta convertirte en un oyente aférrimo de sus letras y melodías. Los cuatros jienenses, nacidos en la bella e histórica Baeza, han aprovechado la explosión de la música indie para llegar a todos los rincones de España, incluso a alguno que otro del extranjero, puesto que tocarán en Londres el próximo día 20 de octubre. No hay duda de que será un concierto eléctrico y profundo, como todo lo que han hecho desde que hace unos años decidieran pedir un préstamo para pagar su primera maqueta. Entonces, apenas rondaban la mayoría de edad y sus padres los tachaban de locos; hoy, con poco más de un cuarto de siglo a sus espaldas, tienen la agenda repleta de conciertos. Si aún no has escuchado su música, no tardes mucho más, tu playlistestá incompleto. Mientras tanto puedes tomar  un primer contacto con la entrevista que nos concedieron en su habitual espacio de trabajo: los estudios La Viña, lugar donde se ha producido su último disco al completo.

Habéis madurado en un par de años lo que otras bandas tardan en una década. ¿Cómo se consigue algo así en tan poco tiempo?

Juanca: Es fruto del trabajo, de echarle muchas horas. La música debe tomarse de manera muy profesional. Intentamos dedicar mucho tiempo al ensayo, escuchar toda la música que podemos y, sobre todo, tocar mucho en directo. Así es como una banda evoluciona, aprende y da forma a su sonido y su carrera.

Pope: Quizá al haber realizado tantos conciertos desde el comienzo y coincidir con otras bandas que te enseñan mucho al verlas tocar, hemos evolucionado más rápido. También es cierto que procuramos que sea una evolución natural, sin presiones, que las cosas sigan su propio curso.

¿Qué escenarios de qué festivales o salas os quedan por pisar? En los últimos meses los habéis pateado casi todos…

Jaime: Nos gustaría mucho tocar en el Palacio de los deportes de Madrid, aunque hemos estado en salas muy importantes como Apolo, Capitol o La Riviera, pero claro, siendo ambiciosos, queremos tocar en sitios donde puedas meter a más gente y ofrecer un mayor espectáculo.

Chino: En los festivales siempre tenemos mucho margen de crecimiento. Por ejemplo, nos hacía mucha ilusión tocar en BBK y el año pasado estuvimos en el escenario pequeño. En la próxima edición aspiramos a estar en el escenario 2, donde tocan todos los grandes artistas españoles. Tampoco hemos ido al SOS en Murcia… Por otra parte también luchamos para estar un poquito más arriba en los carteles, que es lo que da más presencia, o tocar en escenarios grandes con más tiempo. Poco a poco vamos mejorando la calidad de los conciertos y las fechas en realidad irán saliendo solas.

Los festivales han adquirido una gran dimensión en los últimos años. ¿Creéis que esto ayuda a los grupos más modestos?

Chino: Es una alternativa muy buena, sobre todo para bandas. En verano hay un problema muy grande y es que las salas no están abiertas. Los festivales son una buena oportunidad para grupos como nosotros, que no tenemos un montaje propio. En ellos puedes tocar con grandes equipos ante un montón de gente que en otras circunstancias no iría a vernos. Es una buena ocasión para captar fans, para que la gente conozca tu música. También es cierto que no en todos hay buenas experiencias. A veces, pese a que se organiza con muy buena intención, las condiciones para celebrar un concierto no son la óptimas. Al haber tantos grupos no se pueden hacer pruebas de sonido, los cambios de escenario se tienen que hacer muy rápido y en un bolo que apenas dura 45 minutos, pierdes la mitad del tiempo en ajustar el equipo. Por lo tanto hay ocasiones donde perjudica más que beneficia.

Otro aspecto que ha adquirido mucha importancia para los músicos es la producción audiovisual. ¿Hasta qué punto es bueno contar con un videoclip espectacular?

Juanca: La verdad es que no lo sabemos muy bien, estamos intentando descubrirlo. Es cierto que hace falta un gran vídeo, aunque, realmente, no recibes el verdadero reconocimiento al esfuerzo tanto artístico como económico que se ha desempeñado. Nosotros hemos tenido la suerte de contar con buenos vídeos y las críticas han sido excelentes. Además es una cosa que mola y tiene más fuerza que nunca, quizá porque la tele convencional ha perdido mucha fuerza y casi todos videoclips ya se visionan en Internet.

Santacruz lleva algunos meses en la calle. ¿Cómo percibís la respuesta de los fans?

Chino: Hemos tenido una mayor exposición al mercado con este disco. La expectación era alta y eso ha generado muchos comentarios buenos, aunque también nos han pegado palos. Evidentemente no podemos gustar a todo el mundo, pero es cierto que ahora levantamos el triple de interés y muchos medios que antes no nos hacían caso ahora se ven obligados a hablar del disco. Hemos crecido con Santacruz y estamos muy orgullosos. Además hay gran cantidad de gente que ha empezado a escuchar Supersubmarina con este disco y les encanta, o bien les gusta tanto o más que los anteriores. Hay de todo.

Y si hablamos del panorama musical en general…

Chino: Todos sabemos que vivimos un momento muy difícil en el plano económico como para emprender cualquier actividad. Para la música es especialmente complicado porque el dinero que antes se destinaba al ocio ahora se guarda, o simplemente no lo hay. Sin embargo, en el plano musical probablemente estemos en uno de los mejores momentos de la historia, porque nunca ha habido tantas bandas profesionales que hacen las cosas bien, de forma menos chapucera.

¿Qué se está haciendo bien el sur para que surjan grupos tan buenos?

Juanca: A lo largo de la historia siempre se han creado corrientes musicales, literarias o de otro tipo en zonas determinadas. Los que somos participes vamos recogiendo cosas y poniendo otras en común. Al final ocurre esto, que salen muchas bandas. En nuestro caso nos hemos aprovechado de la influencia de los grupos más importantes de Baeza y de otras de ciudades cercanas, especialmente de Granada.

Pues en Granada sois muy queridos y reconocidos. ¿De qué forma os ha influido el tiempo vivido allí?

Chino: Pope y Juanca estuvieron estudiando allí, y Jaime y yo también hemos vivido en Granada. Cualquier artista que pase una temporada en esta ciudad acaba marcado.

Jaime: Y más aún con bandas como 091, Lagartija Nick, Los Ángeles, Lori Meyer, Los Planetas…Allí esta muy arraigada la cultura de la música pop-rock y para nosotros es un referente. Es la ciudad donde vamos a ver los conciertos y donde más ilusión nos ha hecho tocar. También es donde más hemos aprendido, son muchas y variadas las ‘experiencias vitales’ que nos ha dejado Granada –risas–.

La mayoría de la gente no sabe que vivís en Baeza. ¿Tenéis en mente cambiar de residencia?

Jaime: La verdad es que no. El único inconveniente que le encontramos a Baeza es la distancia con otras ciudades importantes. Para nosotros un viaje largo es realmente largo –risas–. Vivir en Madrid, por ejemplo, te sitúa en el centro y es mas fácil. Pero hoy en día con los medios que hay nos es indiferente vivir aquí, en Madrid o donde sea. Aquí lo tenemos todo, sobre todo la calidad de vida que en otras ciudades grandes no consigues.

juanca copia

 ¿Y qué supone para cuatro chicos de un pueblo pequeño ser reconocidos en la grandes capitales de provincia?

Chino: De momento eso de agachar la cabeza y salir corriendo no lo hemos vivido, pero es grato saber que en Madrid o Barcelona reconocen tu trabajo. Yo personalmente me quedo con la sensación de ir a ciudades más pequeñas como Burgos o Valladolid y encontrar una buena respuesta de la gente. Es eso lo que nos permite trabajar por toda España y saber que hay personas que te tienen cariño.

¿Tenéis tiempo para practicar deporte?

Juanca: Sí, nos encanta. Nos seguimos reuniendo un par de veces a la semana para echar un partido de futbito con los amigos. Además salimos con la bici y vamos al gimnasio.

Jaime: Aparte de que nos gusta, es muy importante estar en forma para aguantar una maratón de conciertos. Cuando no te mantienes bien los notas encima del escenario.

Al final de algunos conciertos mostráis vuestra faceta dedeejays. ¿Cómo ha surgido esta vocación?

Juanca: Es una tendencia que se ha puesto de moda, son muchos los grupos que llevan su set preparado. No somos unos deejays espectaculares, más bien pinchadiscos a la antigua que hacen su trabajo con humildad a sabiendas de que hay personas que verdaderamente se ganan la vida con esto. Lo importante es que a la gente le llama la atención que después de nuestros conciertos pongamos algunos ‘temillas’. De esta manera nuestro público oye la música que a su grupo le gusta. Hasta el momento está funcionando muy bien y lo seguiremos haciendo mientras nos divirtamos.

Chicos, ha sido un placer charlar con vosotros. Muchísimas gracias y enhorabuena por vuestra música.

Supersubmarina: Gracias a vosotros por la entrevista, medios como el vuestro son los que nos dan a conocer. Os deseamos suerte. Esperamos que SPlus Magazine funcione de puta madre.